Seleccionar página

Cerrajeros profesionales
En los elementos de nuestro hogar por lo general se componen casi en su totalidad de metales, el metal es el material de mayor uso en todos los hogares del mundo, puertas, mesas, rejas, sillas, el carril de tu portón, los marcos de la ventana, marcos de puerta, y por supuesto cerraduras. La principal ventaja del metal es su alta resistencia, lo que lo hace muy rentable para puertas por lo tanto es muy seguro, es económico en países donde la minería es un recurso activo económicamente, una de las desventajas es que solo es maleable a altas temperaturas, por lo tanto cualquier pieza metálica que se adquiera debe ser prefabricada, o en el menor caso construida por un herrero, otra desventaja y la más tediosa y que afecta su adquisición es la oxidación, los metales expuestos a la intemperie ,fuertes vientos humedad, entre otros, tienden a oxidarse al pasar el tiempo, esto debido a que las moléculas de los diferentes metales son más susceptibles a estos elementos, pero la oxidación no tiene que ser precisamente permanente, ya que, este puede ser contrarrestado o evitado depende de la precaución, esto claro si el metal no está totalmente deteriorado.
Por lo general contratamos a personas más expertas en la materia, pero esto costaría mucho y llevaría mucho tiempo, por lo contrario si lo hacemos por nuestra cuenta podemos ahorrar mucho dinero y por supuesto tiempo. Cada metal tiene un tipo diferente de oxidación siendo el hierro el más propenso a sufrir este mal tan molesto que nos cuesta dinero.
¿Que necesitas para evitar o quitar el óxido de los metales?
Aceite de formula mecánica
Fondo de herrería
Lija
Vinagre o limón.
Método 1
El primer método para evitar el óxido en los metales es el retirarlo de las áreas oxidadas, si se trata de una puerta, mesa o silla metálica y el óxido es superficial y no en las extremidades puedes lijar de manera constante el área afectada hasta que todo el óxido salga hasta que sea todo polvo, luego con la brocha retira los residuos, por ultimo cubre el artefacto de fondo de herrería, esto lo puedes conseguir en cualquier ferretería, luego de aplicarlo déjalo secar y puede pintar la pieza del color de tu preferencia.
Método 2
De tratarse de piezas de menor tamaño como bisagras, cerraduras, manivelas metálicas o llaves, el óxido es fácilmente retirado si lo sumerges por 24 horas en vinagre o jugo de limón, por supuesto el vinagre es más rentable porque es más rápido de conseguir en cualquier mercado, luego del tiempo transcurrido ya se habrá caído todo el óxido indeseado, luego puedes pulirlo con lija, y puedes aplicarle barniz para darle un poco mas de vida.
Método 3
Para evitar que el óxido antes de que este se presente debes tratar de siempre mantener las piezas de metal pequeñas cecas en el caso de llaves cerraduras entre otros, y en el caso de puertas siempre que llueva sécala inmediatamente, para evitar que los carriles de portones o ventanas panorámicas de oxide puedes mantenerlo siempre lubricado con formula mecánica, el aceite que esta contiene evita que el agua este en contacto directo con el metal por lo tanto no lo afectara de inmediato, constantemente puedes desmontar las puertas y lubricar las bisagras de manera tal que alargue su vida útil y al lubricarla evitaras que adquiera esos molestos sonidos que siempre se convierte en algo irritante.
Para hacer este tipo de mantenimientos por tu cuenta recuerda siempre usar tus lentes de seguridad, guantes y tapaboca, ya que ciertos químicos de mantenimiento son altamente tóxicos.

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies